Herramientas de trabajo para el AT en Discapacidad intelectual leve en niños.


AT- Tristán Gómez Cazón- Provincia de Santa Fe

La discapacidad intelectual leve engloba síntomas que se manifiestan en el comportamiento, la funcionalidad y el desempeño diario de los afectados.
El diagnóstico de retraso mental es una nomenclatura antigua referida a las personas que presentan alteraciones neurológicas y dificultades de adaptación al entorno. La cantidad de variables para caracterizar el cuadro clínico sólo aporta resultados parciales a la hora de establecer un patrón de evaluación y atención adecuadas a estos niños.
La definición actual propugna un enfoque multidimensional sobre 5 aspectos:
  • Habilidades Intelectuales (relacionadas con el CI). Se consideran el razonamiento, la planificación, la resolución de problemas o manejo de pensamiento abstracto, entre otras.
  • Conducta adaptativa. Habilidades que aprende la persona para su desenvolvimiento diario.
  • Participación social. Interacción con los demás y roles sociales.
  • Salud física y mental. Analiza los factores de riesgo médicos, de comportamiento y pedagógicos.
  • Entorno ambiental y cultural. Condiciones de vida cotidiana de la persona.

Test de Stanford-Binet

Es en el siglo XX comenzó un intento serio de clasificación de las personas con discapacidad intelectual, y se comenzó a aplicar el Test de inteligencia de Stanford-Binet, que establece las siguientes clasificaciones según el Coeficiente Intelectual, o CI de la persona:
  • Valores sobre 140: genio.
  • Entre 120 y 140: inteligencia muy superior.
  • Entre 110 y 120: inteligencia superior.
  • Entre 90 y 110: inteligencia normal.
  • Entre 80 y 90: inteligencia torpe.
  • Entre 50 y 70: moronismo.
  • Entre 20 a 50: imbecilidad.
  • Inferior a 20 ó 25: idiocia.

 Clasificación de la discapacidad intelectual de la Organización Mundial de la Salud

Se trata de una catalogación desde el punto de vista psicopedagógico estructurada en 5 niveles:
  1. Discapacidad Intelectual límite. Su Coeficiente Intelectual se sitúa entre 68 y 85. Se trata de personas difícilmente catalogables como Discapacitados Intelectuales, pues sólo manifiestan ciertas dificultades de aprendizaje.
  2. Discapacidad Intelectual ligera. Personas cuyo CI se sitúa en valores entre 52 y 68. Son personas con leves retrasos perceptivos y motores. Se adaptan perfectamente a la sociedad y el entorno laboral.
  3. Discapacidad Intelectual moderada. Son aquellas personas de un CI entre 36 y 51. Muestran dificultades de expresión oral y comprensión del entorno, sin embargo, pueden llegar a gozar de su propia autonomía en la sociedad.
  4. Discapacidad Intelectual severa. Personas con un coeficiente situado entre 20 y 35. Suelen ser personas dependientes de los demás, pues presentan deterioro psicomotor que les suprime la autonomía personal.
  5. Discapacidad Intelectual profunda. Personas de Coeficiente Intelectual de valores inferiores a 20. Muestran un pronunciado deterioro psicológico, motriz y sensorial.

Síntomas de la discapacidad intelectual ligera

Según la nomenclatura actual, la discapacidad intelectual ligera define a la persona que sufre determinadas limitaciones en su desempeño mental y social, pero que conserva su propia autonomía y calidad de vida. Debido a estas limitaciones, el niño muestra un ligero retraso en el proceso de aprendizaje con respecto a los demás niños.

Aspectos cognitivos

La discapacidad intelectual ligera, llegada la edad de máximo crecimiento intelectivo, puede llegar a fallar en el pensamiento abstracto, aunque conserva la capacidad de lógica. El niño puede adquirir la expresión oral compleja de la enseñanza primaria. Aprenderá a leer, escribir y calcular a su ritmo y con cierto apoyo adicional.
Su desempeño social resultará apto en situaciones comunes. La futura integración laboral será efectiva en aquellas ocupaciones que no impliquen el uso del pensamiento abstracto.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Pagos de Obra Sociales a los Acompañantes Terapéutico

Pagos de Obra Sociales a los Acompañantes Terapéutico Nomenclador actualizado marzo 2018

Modelo de Plan de Trabajo para los Acompañantes Terapéuticos